Mujer

VACACIONES DE LOS PEQUEÑOS

VACACIONES… buen momento para la visita médica.

Al finalizar el ciclo escolar, es un buen momento para valorar los logros de los pequeños. En algunas ocasiones, estos no se alcanzan por presentar alguna alteración en el desarrollo, como el caso de alteraciones de la visión y alteraciones ortopédicas. Otro punto es al estar en casa con nuestros pequeños se presenta una menor vigilancia, lo cuál puede provocar la presentación de aumento en la ingesta de carbohidratos y descuido de la higiene bucal, por lo que es recomendable la valoración por tu médico, quien, realizará una valoración inicial de tu pequeño. Es recomendable que a partir de los 6 años visite al médico 1 o 2 veces al año. Esta revisión clínica debe ser de acuerdo a cada paciente, ya que si éste es portador de algún problema especial, evidentemente las necesidades de las revisiones son diferentes, ya que en esta edad se manifiestan algunas alteraciones en el desarrollo de los pequeños.

VISITA A TU MÉDICO DE CABECERA

En cada visita médica hacemos una evaluación integral del paciente: Peso para la edad, talla para la edad, peso para la talla. Estas medidas son las más importantes para darnos una idea de si el crecimiento del individuo es armónico o no. En caso de que el perímetro cefálico se encuentre creciendo a un ritmo menor que el de su talla, puede indicarnos la probabilidad de que el cerebro no se está desarrollando adecuadamente. El desarrollo del niño(a), es el otro aspecto tan importante como el anterior, en el cual vemos el grado de madurez que va teniendo cada órgano y sistema del paciente.

Dentro de la evaluación del desarrollo, existe un tiempo apropiado para que el niño sea valorado por:

  • MÉDICO GENERAL, CON UNA VALORACIÓN DE PESO Y TALLA.
  • Odontólogo
  • Traumatólogo (para analizar la marcha, pie plano, columna, cadera, etc)
  • Oftalmólogo (grado de agudeza visual, visión coordinada, desviaciones de los ejes visuales, fondo de ojo, etc)
  • También se evalúa el lenguaje y la evolución de su inteligencia de tal forma que vamos sugiriendo en qué momento debe iniciar con su actividad académica y en caso necesario, apoyarnos en la estimulación temprana para que se alcance el grado óptimo de su función intelectual.

Otro aspecto importante dentro del control del niño sano, es la realización de exámenes de laboratorio. Es un momento oportuno ya que hay costumbres no adecuadas en la actualidad como el estar “desparasitando” (hay personas que hasta nos presumen que desparasitan a toda la familia cada 6 meses) a todos los niños, ya que en primer lugar no existe un medicamento que combata a todos los parásitos que afectan al humano y ni todos los niños están necesariamente parasitados. Es importante recalcar que todo medicamento tiene efectos indeseables, por lo que cuando se lo prescribe el médico, debe estar en condiciones saludables y justificado, es decir no tener gripa, calentura o algún otro malestar.

VISITA AL OFTALMÓLOGO

El 80% de los fracasos escolares son debidos a problemas visuales, que no se valoran sólo por una buena o mala “visión”, ya que puede que el niño vea bien pero no pueda mantener la mirada en el libro más de 10 minutos, no le guste leer, le lloren los ojos, le piquen, se le emborrone la pizarra cuando levanta los ojos del papel, confunda palabras, se salte líneas, no comprenda lo que lee aunque lea muy rápido, etc.

La detección temprana de algunas anomalías visuales es crucial para prevenir futuros desórdenes en el aprendizaje, de ahí la importancia de un examen optométrico de atención primaria. Muchos problemas visuales debe ser tratados durante la infancia, por eso es importante que los niños pasen revisiones visuales lo antes posible y siempre antes de empezar la escuela. Se debe realizar la primera revisión visual completa a partir de los 3 años (inicio de la educación infantil), y a los 6 años (inicio de la educación primaria), la cual consiste en un examen completo que además de la agudeza visual, valore si la visión del niño está preparada para afrontar con éxito la escolarización, pues el 80% de lo que el niño aprende entra por sus ojos.

VISITA AL ORTOPEDISTA

Uno de los principales motivos de consulta para el ortopedista pediatra lo representan los defectos posturales y de marcha en los niños.

Aproximadamente un 30% de los niños con defectos postulares y de pies planos presentan hiperlaxitud de ligamentos (elasticidad ligamentaria), heredada genéticamente por sus padres desde el momento de la concepción. Esta mayor elasticidad de ligamentos y huesos, aunado a las posiciones viciosas que adoptan los niños, como sentarse con las piernas cruzadas o hincados sobre sus rodillas al jugar o ver televisión, así como dormir boca abajo con los pies en aducción (hacia adentro). Un niño con caídas frecuentes y dolor en la planta de los pies y rodillas debe ser valorado y si es necesario se deberá iniciar el tratamiento a base de ortesis (zapatos ortopédicos, plantillas) y ejercicios de rehabilitación que son de gran importancia, ya que éstos representan más del 50 por ciento del tratamiento aunando a las ortesis.

VISITA AL ODONTÓLOGO

En esta etapa es muy importante vigilar la salud oral de los niños, ya que se encuentra en pleno desarrollo y se pueden evitar muchas complicaciones en un futuro, como la caries. En este sentido es importante llevar al niño regularmente al odontólogo, para que éste pueda observar su desarrollo y detectar posibles problemas en su boca.

El cepillado de los dientes debe de empezar tan pronto como salga el primer diente. Una pequeña cantidad de pasta dental del tamaño de una lenteja puede utilizarse a partir de los dos años de edad. Hay que vigilar que el pequeño no se trague la pasta dental. Es importante que los padres supervisen el cepillado dental hasta los siete años aproximadamente. El odontólogo le puede orientar si su hijo/a tiene la destreza motora adecuada para poderse cepillar por si mismo. Un correcto cepillado dental remueve la placa bacteriana de las superficies dentales.

BOTIQUÍN PARA EL HOGAR

Las lesiones por accidentes y las urgencias médicas por lo general ocurren en los sitios y en las circunstancias más inesperadas e incontrolables, donde excepcionalmente se cuenta con el personal más capacitado para la atención de los afectados.

En México en el año 2016 ocurrieron 12,553 accidentes que se reportaron en la República Mexicana, lo que representó 3,371 muertos, por lo que es necesario disminuir este número. Una herramienta importante es un botiquín, para iniciar la atención en el lugar del accidente.

El botiquín de primeros auxilios es un recurso básico para personas que prestan un primer apoyo; en él se encuentran elementos indispensables para dar atención a víctimas de accidentes o enfermedad repentina.

En los hogares y aquellos sitios donde haya concentración de personas, debe haber un botiquín, el cual debe estar en un sitio seguro, lejos del alcance de los niños y donde no ofrezca riesgo alguno; se deberá realizar una lista del contenido y pegarlo en la tapa del botiquín. Todos los elementos deben estar debidamente empacados y rotulados, en caso de líquidos, se recomienda utilizar envases de plástico, no de vidrio. Periódicamente revisar el botiquín y sustituir aquellos elementos que se encuentren sucios, contaminados, dañados o con la fecha de caducidad vencida.

Antisépticos para limpieza y desinfección

  • Yodo
  • Jabón antibacterial
  • Alcohol
  • Agua estéril o solución fisiológica

Material de curación

  • Algodón
  • Guantes desechables
  • Apósitos
  • Micropore
  • Hisopos
  • Jeringas estériles de 3ml, 5 ml y 10 ml, mínimo 3 de cada una

Instrumental

  • Tijeras de punta roma
  • Lámpara
  • Baumanómetro
  • Férulas de cartón para brazo y pierna, de tamaño estándar
  • Lancetas
  • Pinzas para depilar
  • Termómetro
  • Estetoscopio
  • Bolsas para agua caliente

Medicamentos

  • Sobres de vida suero oral
  • Glucómetro con tiras reactivas no caducas
  • Acetaminofen e ibuprofeno
  • Loción de calamina
  • Antiácidos
  • Carbonato
  • Tabletas o gotas para purificar el agua

El yodo o el jabón antibacterial se aplicará en toda la herida. El yodo se puede emplear para la desinfección de tijeras o pinzas.

El agua estéril y la solución fisiológica nos ayuda en el lavado de heridas.

El alcohol nos ayuda para desinfectar la zona antes de la aplicación de inyecciones. No usar para desinfectar heridas.

El algodón se utilizará para aplicar una inyección, acojinar las férulas. No usar para limpiar heridas.

Las gasas se emplean para cubrir lesiones, heridas y quemaduras.

Los guantes desechables se utilizan como protección de la persona que ofrece los primeros auxilios.

Las jeringas solo serán empleadas por el personal adiestrado.

Las vendas elásticas sirven para sujetar las gasas en las curaciones de mayor magnitud y también para sujetar las férulas para inmovilizar fracturas o luxaciones.

Las tijeras se emplean para cortar la ropa de la víctima y para cortar el material de curación.

La pinza para depilar deberá emplearse para la extracción de cuerpos extraños de la piel o heridas.

La tela adhesiva o el micropore se emplean para sujetar pequeñas curaciones que no ameriten vendeaje.

Las férulas son empleadas para la inmovilización de fracturas o luxaciones.

El termómetro es un instrumento que mide la temperatura corporal. Le llamamos fiebre cuando presente 38.5 °C o más.

QUEMADURAS

Las quemaduras son lesiones producidas por acción de diversos agentes:

Físicos:

  • Sol y rayos UV artificiales
  • Calor irradiado
  • Líquidos calientes
  • Frío
  • Cuerpos sólidos; material incandescente
  • Fuego directo; llama/flama
  • Radiación iónica: radioterapia
  • Electricidad

Agentes químicos:

  • Ácidos
  • Álcalis
  • Medicamentos
  • Hidrocarburos

Agentes biológicos:

  • Resinas vegetales
  • Sustancias irritantes de origen vegetal

Estas sustancias provocan alteraciones en la piel que van desde coloración roja de la zona afectada, hasta la destrucción de la misma y los tejidos que se encuentran por debajo.

Las quemaduras no solo tienen relevancia en el aspecto físico, ya que incluyen un daño psicológico y el daño económico que acompañan tanto de forma aguda como crónica a los pacientes, a sus familiares y a la sociedad.

En el año 2011, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica reportó que las quemaduras, a escala nacional, ocuparon el lugar 17 de frecuencia  de nuevos casos de enfermedad, ya que hubo 129,779 pacientes con quemaduras, lo que generó una incidencia nacional general de 118.82 (113.25 en mujeres y 124.61 en varones). La distribución de quemados corresponde 56% que sucedieron en adultos de 20 a 50 años de edad y 32% en niños de 0 a 19 años de edad. El 85% de las quemaduras en los adultos sucedieron al estar realizando actividades laborales mientras que las quemaduras de los niños sucedieron en 90% de los casos, dentro de sus hogares; 80% fueron debidas a agua caliente o alimentos calientes como sopas y caldos.

Signos de alarma ¿Cuándo tengo que acudir al médico?

Se debe acudir al médico cuando:

  • La quemadura es extensa: del tamaño de la palma de la mano del paciente o más grande.
  • Cuando la persona lesionada no esté segura de la gravedad.
  • La quemadura nos permite ver estructuras como músculo o huesos.
  • La persona afectada presenta datos de deshidratación grave.
  • La quemadura es causada por sustancias químicas o electricidad.

¿Qué molestias puedo presentar?

Quemaduras de primer grado: Por ejemplo, cuando nos asoleamos demasiado o vamos a la playa.

  • Eritema: enrojecimiento de la piel
  • Dolor
  • Inflamación

Quemaduras de segundo grado superficial: Por ejemplo, aceite caliente al cocinar.

  • Ampollas
  • Dolor de moderado a fuerte
  • En ocasiones las ampollas pueden romperse y producir mayor dolor

Quemaduras de segundo grado profundo: Se presentan en los quemados por agua caliente.

  • Se lesiona la piel y desprende fácilmente y presentar sangrado
  • Los nervios pueden estar muy afectados que en ocasiones el dolor es mínimo
  • Este tipo de quemaduras pueden infectarse fácilmente

Quemaduras de tercer grado: Se presenta por contacto continuo con fuentes de calor o químicos.

  • La lesión nos puede mostrar músculo o huesos
  • No existe dolor, ya que todas las estructuras están lesionadas.
  • El tiempo en sanar es muy largo y doloroso

Las quemaduras de segundo y tercer grado habitualmente requieren tratamiento médico, por lo que es aconsejable acudir a tu médico o a urgencias dependiendo de la gravedad.

¿Cuál es su pronóstico?

Las quemaduras de primer grado tienen una buena evolución, se curan de forma espontánea de 3 a 5 días y no producen secuelas.

¿Cómo se previenen?

  • No dejar sartenes con los mangos expuestos (en el borde externo de la estufa)
  • NO PERMITIR a los menores de edad entrar a la cocina
  • Tener cuidado con el agua caliente en la estufa y en la regadera
  • No tener sustancias causticas al alcance de los niños y en envases de refrescos o de uso común.
  • Poner protectores en los contactos eléctricos
  • No tener cables de electricidad en el suelo
  • Evitar contacto con juegos pirotécnicos
  • No dejar la estufa prendida sin vigilancia de un adulto

¿Cómo tratar quemaduras leves?

Las quemaduras de menor grado pueden tratarse de forma ambulatoria con los siguientes cuidados:

  • Lavado de lesiones
  • Cobertura de la herida
  • Reducción a su mínima expresión del dolor y malestar
  • Permitir el movimiento de la zona afectada si no hay contraindicación
  • Aplicación de compresas frías y uso de ropa ligero
  • Ingesta de paracetamol o ibuprofeno recetadas por un médico para disminuir el dolor y la inflamación

 

 

CUIDADOS DEL CORAZON

Prueba de Electrocardiograma en reposo, es una determinación de la conducción eléctrica de las paredes del corazón. Es recomendable en personas con sobrepeso u obesidad, con riesgos de diabetes, hipertensión o dislipidemias (aumentos de colesterol y/o triglicéridos) independientemente de la edad y sexo. Y en personas sanas como control a partir de los 30 años.

Recuerda, estas pruebas son una guía y los exámenes que necesita para complementar dependerán de su edad, sus factores de riesgo, sus antecedentes personales y familiares.

Ahora ya tiene una idea más precisa de las pruebas de control y detección que se recomiendan. Ahora puede comenzar a proteger el gran tesoro que es su salud, visitando al médico cuanto antes para un chequeo que incluya las pruebas que necesita específicamente.

¡No lo deje para después!